Foto: Patrik Kristian
Foto: Patrik Kristian

5 propiedades de la cerveza

La cerveza posee numerosos beneficios para nuestra salud, entres ellos, un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, el aumento de la densidad ósea o la prevención de la demencia.

La cerveza es una de las bebidas más famosas del mundo, y aunque contiene alcohol, si se consume con moderación, tiene innumerables beneficios para nuestro organismo. Por ejemplo, el lúpulo, un componente importante para preparar la cerveza, es una gran fuente de flavonoides, que son potentes antioxidantes.

Además, la cerveza es una fuente de ciertos minerales que desempeñan papeles esenciales en varios procesos metabólicos.

Propiedades de la cerveza

1º Aumenta la densidad ósea.

Se ha demostrado que la ingesta moderada de cerveza aumenta la densidad ósea, evitando así el riesgo de fracturas y osteoporosis.

2º Propiedades antienvejecimiento.

La cerveza aumenta la potencia y el impacto de la vitamina E en nuestro organismo, que es un importante antioxidante en el cuerpo. La vitamina E es una parte esencial para el mantenimiento de la piel sana.

3º Disminuye el riesgo de cálculos biliares.

El consumo regular de cantidades moderadas de cerveza afecta los niveles de colesterol y disminuye la concentración de la bilis, lo que conlleva a un menor riesgo de desarrollar cálculos biliares.

4º Es un estupendo diurético.

La cerveza actúa como gran diurético y aumenta significativamente la micción. Esto facilita la eliminación de toxinas de nuestro organismo.

5º Limpia el tracto gastrointestinal.

La cerveza es una buena fuente de fibras solubles. Esto, además de ser positivo para el corazón, ayuda al mejor funcionamiento de los tractos gastrointestinales.

Estos 5 puntos resumen algunos de los beneficios para la salud del consumo de cerveza, siempre y cuando se haga con moderación. Además, se ha demostrado que un consumo moderado de cerveza y  la ingesta de sus calorías no afecta negativamente a la salud.