Sal De Mesa

Los alimentos prohibidos si sufres hipertensión arterial

La hipertensión arterial o “HTA” es una enfermedad crónica caracterizada por un excesivo aumento de la presión sanguínea en nuestras arterias. Existe una tasa de mortalidad muy elevada debido a esta enfermedad, por ello, es uno de los problemas más graves de la salud pública actual, especialmente en los países más desarrollados, donde afecta a cerca de mil millones de personas en todo el mundo.

Para el tratamiento de la enfermedad existen numerosas posibilidades, desde fármacos hasta recomendaciones básicas, como incrementar la actividad física o reducir el peso corporal. Una alimentación adecuada no solo mejora nuestra hipertensión arterial sino también nuestra resistencia ante futuros problemas relacionados con la enfermedad, como infartos agudos de miocardio, derrames cerebrales o cardiopatías. Por ello, es vital conocer los alimentos prohibidos si sufres hipertensión arterial.

Alimentos prohibidos si sufres hipertensión arterial

  • Reducir al mínimo posible el consumo del alcohol. No se debe consumir más de 30 ml de etanol al día, lo que equivale a 2 latas de cerveza (720 ml) o dos copas de vino (300 ml).
  • Reducir el consumo de sal o cualquier alimento rico en sodio.
  • Frutas en almíbar.
  • Cualquier tipo de embutido.
  • Quesos curados o semicurados.
  • Cualquier legumbre en conserva, patatas fritas de bolsa y cualquier tipo de bollería industrial. 
  • Frutos secos salados como los cacahuetes.
  • Salsas comerciales (mostaza, ketchup etc.).
  • Sopas y purés de sobre.

Para la mejora de la hipertensión arterial se recomienda una dieta rica en productos frescos de origen vegetal (verduras, frutas, cereales), baja en carnes rojas, consumir aceite de oliva como la principal fuente de grasa, y la ingesta de yogur, pollo, pescado y queso fresco en cantidades moderadas, lo cual se considera una alimentación adecuada para las enfermedades cardiovasculares. Además de seguir los consejos alimentarios adecuados es muy recomendable controlar la tensión arterial diariamente y por supuesto, abandonar el consumo de tabaco.

Al ser la hipertensión arterial una enfermedad crónica, es vital que los pacientes sean constantes con el tratamiento. Según varias sociedades contra la hipertensión arterial, el 90% de los pacientes no siguen las recomendaciones de los especialistas.