8087916717 D812d29a3f K

¿Cuántos músculos utilizamos para sonreír?

La sonrisa es una de las maneras de comunicación más sinceras, auténticas y antiguas registradas entre los individuos de nuestra especie. La ciencia ha confirmado que al sonreír se estimulan procesos bioquímicos muy beneficiosos para nuestro cuerpo tanto física como psicológicamente como la segregación de endorfinas, el fortalecimiento del sistema inmune e incluso el alivio del dolor.

Se estima que los niños ríen entre 300 y 450 veces al día mientras que los adultos reímos, en promedio, 17 veces al día. Se puede inferir, entonces, que la risa es uno de los primeros reflejos y ejercicios más elementales que aprende el ser humano en su desarrollo.

Al sonreír hacemos trabajar más de 12 músculos faciales, del pecho, del abdomen y del diafragma y con una buena carcajada activamos cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago que únicamente se ejercitan con la risa.

  1. Cigomático mayor. Eleva la comisura labial.
  2. Cigomático menor. Elevador de la parte media del labio superior.
  3. Elevador del labio superior. Elevar las partes laterales del labio superior.
  4. Elevador del ángulo de la boca. Levanta y dirige hacia dentro la comisura de los labios.
  5. Orbicular de los ojos. Permite cerrar los ojos.
  6. Risorios. Retraen la comisura labial. Cuando los dos músculos se contraen simultáneamente aumentan el diámetro mayor de la boca.
  7. Depresor del labio inferior. Dobla hacia fuera el labio inferior y lo dirige hacia abajo y afuera.
  8. Bucinador. Agranda la hendidura bucal. Dirige hacia atrás la comisura labial.

Para poder gozar de los innumerables beneficios, la carcajada debe ser franca y sincera. Hoy en día, muchas terápias en hospitales, centros geriátricos y oncológicos, utilizan la risa como una método muy eficaz, demostrando en la recuperación de sus pacientes muy buenos e inexplicables resultados.