Foto: Juan Barrios
Foto: Juan Barrios

La fotografía más cara de la historia

Phantom (Fantasma) es la fotografía más cara de la historia. Su creador, Peter Lik, vendió esta fotografía a un coleccionista privado por 6,5 millones de dólares (5,2 millones de euros aproximadamente).

Peter Lik, autor de esta fotografía, nació en Australia y reside actualmente en Las Vegas.

En 1984, Lik realizó su primer viaje a los Estados Unidos, recorriendo todo el país durante un año en una furgoneta. Fue en Alaska, donde se introdujo en el mundo de las cámaras panorámicas y  fue aprendiendo sobre fotografía.

En la imagen, Phanton, la fotografía más cara de la historia. (Foto: Peter Lik)

Esta fotografía muestra un foco de luz colándose entre las rocas de una caverna del Antelope Canyon de Arizona.

Uno de los sitios preferidos de Peter Lik para fotografiar la naturaleza es el Antelope Canyon de Arizona, un cañón erosionado durante millones de años por el agua y donde se sitúa la caverna donde tomó la imagen de “Fantasma”, esa extraña figura fantasmal en blanco y negro.

Según el fotógrafo, su objetivo es “plasmar el poder de la naturaleza y expresarla de un modo que inspire pasión y conexión con la fotografía”.

Con esta venta de Peter Lik, supera el récord anterior de la fotografía Rhein II (1999), una imagen del río Rin, del alemán Andreas Grusky, la cual subastó por 4,3 millones de dólares (3,4 millones de euros) en 2011.

Además de Phantom, Peter también vendió dos fotografías más; Lik’s Illusion (La ilusión de Lik) por $ 2.4 millones y Eternal Moods (Estados de ánimo eternos) por 1.1 millones de dólares, ambas vendidas al mismo comprador que Phantom. Esto significa que, junto con su venta de One ( 1 millón de dólares) en 2010, en estos momentos ocupa cuatro de los veinte primeros puestos en la lista de las fotografías más caras jamás vendidas.