689582

Los planetas del Sistema Solar

Antes de enumerar los planetas del Sistema Solar, debemos saber qué es y de qué se compone nuestro Sistema Solar.

¿Qué es un Sistema Solar?

Un sistema solar es una estrella y todos los objetos que la rodean – planetas, lunas, asteroides, cometas y meteoroides. La mayoría de las estrellas albergan sus propios planetas, así que probablemente hay decenas de miles de millones de otros sistemas solares sólo en la Vía Láctea. Los sistemas solares también pueden tener más de una estrella. Llamados sistemas binarios, cuando hay dos estrellas o de estrella múltiple si hay tres o más estrellas.

El sistema solar que nosotros conocemos está situado en un brazo espiral externo de la galaxia de la Vía Láctea. Consiste en el Sol (nuestra estrella) y todo lo que orbita a su alrededor. Esto incluye los ocho planetas y sus satélites naturales (tales como nuestra Luna), los planetas enanos y sus satélites, así como asteroides, cometas e innumerables partículas de escombros más pequeños.

Los 8 principales planetas del sistema solar y los 4 planetas enanos.

Los planetas del Sistema Solar

Mercurio

Mercurio es el planeta más cercano al Sol. Se mueve en una órbita altamente elíptica que oscila entre 46 millones de kilómetros desde el Sol hasta 70 millones de kilómetros.

Tarda cerca de 88 días terrestres en orbitar el Sol, pero gira en su eje una vez cada 59 días. Debido a su lenta rotación, un solo día en Mercurio equivale a 176 días terrestres.

Mercurio es el planeta más pequeño del sistema solar con un diámetro de 4878 km, (2/5 de la Tierra). Su gravedad en la superficie es 1/3 de la gravedad de la Tierra.

Debido a que Mercurio a penas tiene atmósfera, y está expuesto por el Sol durante el día y al frío durante la noche, experimenta algunas de las oscilaciones de temperatura más amplias de cualquier cuerpo del sistema solar. Las temperaturas en Mercurio pueden alcanzar los 430 ºC y descender a -180 ºC.

Venus

 

Venus es el segundo planeta más cercano al Sol y se mueve en una órbita casi circular a 108 millones de kilómetros. A medida que orbita, Venus se acerca más a la Tierra que cualquier otro planeta en el sistema solar y puede llegar a unos 40 millones de kilómetros de distancia.

Venus tarda alrededor de 225 días terrestres en orbitar el Sol y gira por completo a una velocidad increíblemente lenta, una vez cada 243 días – y en el sentido de las manecillas del reloj. Un día en Venus (del amanecer al amanecer) dura 117 días terrestres.

Venus, con un diámetro de 12 100 km, posee casi el mismo tamaño que la Tierra (1000 km más pequeña). La gravedad de su superficie es del 90% de la de la Tierra.

Venus tiene una atmósfera muy densa. La atmósfera está compuesta de dióxido de carbono con espesas nubes de dióxido de azufre. Esta atmósfera tiene el efecto invernadero más fuerte conocido en el sistema solar, manteniendo al planeta a una temperatura razonablemente constante de 460 grados ºC. Esto hace que Venus sea el planeta más caliente del sistema solar, mucho más caliente incluso que Mercurio, que está dos veces más cerca del Sol.

La Tierra y la Luna

El tercer planeta más cercano al Sol es la Tierra. También es el más grande y denso de los planetas interiores. La Tierra es, por supuesto, el único lugar donde sabemos que existe vida.

La Tierra tarda 365,25 días terrestres en orbitar el Sol y gira una vez cada 23 horas, 56 minutos y 4 segundos. Debido a que gira alrededor del Sol, la duración de un día en la Tierra (del amanecer al amanecer) demora 24 horas.

Se cree que la Tierra tiene 4540 millones de años de antigüedad y ha estado acompañada por la Luna durante la mayor parte de ese tiempo. La Luna ha tenido el efecto de estabilizar la inclinación axial de la Tierra y es la fuente de las mareas oceánicas de la Tierra.

La Luna tiene un diámetro de 3474 km (27% del diámetro de la Tierra) y orbita a una distancia de entre 362 000 y 405 000 km. También se ha visto afectada por la atracción gravitacional de la Tierra que, con el tiempo, ha hecho que la rotación de la Luna se ralentice hasta que coincida con el tiempo necesario para orbitar la Tierra. Es por eso que el mismo lado de la Luna siempre se enfrenta a la Tierra.

La Tierra está protegida de la radiación solar por un fuerte campo magnético generado por el movimiento de su núcleo formado principalmente por hierro fundido.

Marte

Marte es el cuarto planeta más cercano al Sol y gira en una órbita a unos 230 (+-20) millones de kilómetros.

Marte tarda unos 686 días terrestres en orbitar el Sol. Tiene una inclinación (25,1 grados) y un período de rotación (24 horas 37 minutos) que son similares a la Tierra, con un día (de amanecer a amanecer) de 24 horas y 39 minutos. Debido a su inclinación, también tiene estaciones del mismo modo que la Tierra.

Marte es aproximadamente la mitad del tamaño de la Tierra con un diámetro de 6792 km.

Júpiter

Júpiter es el quinto planeta más cercano al Sol y es el primero de lo que se llama los planetas exteriores (fuera del cinturón de asteroides). Es con mucha diferencia, el planeta más grande del sistema solar. Tiene dos veces más masa que todos los demás planetas juntos.

Júpiter orbita el Sol una vez cada 12 años (a unos 780 millones de km) y está compuesto por gas (75% de hidrógeno y 24% de helio). Se presupone que tiene un núcleo rocoso rodeado por un mar de hidrógeno que forma una bola de 110 000 km de diámetro. El diámetro total de Júpiter es de 142 984 km.

Saturno

Saturno es el sexto planeta más cercano al Sol. Es el segundo planeta más grande del sistema solar con un radio 9 veces mayor que la Tierra (57 000 km) y una masa 95 veces mayor.

Saturno orbita el Sol una vez cada 29 años (a unos 1400 millones de km) y está compuesto principalmente por gas (96% de hidrógeno y 3% de helio). Se presupone que Saturno tiene un núcleo rocoso rodeado por un mar de hidrógeno que forma una bola de 56 000 km de diámetro. Se cree que las capas superiores están compuestas por agua líquida, hidrosulfuro de amonio, hidrógeno y helio.

El núcleo de Saturno está bastante caliente (11 700 grados ºC) y genera más calor del que recibe del Sol. Saturno puede llegar a alcanzar los -180 ºC en su atmósfera superior.

Las capas de nube de Saturno son similares a las de Júpiter, excepto que el anillado es más débil y ancho. Saturno también tiene una tormenta de corta duración pero periódica llamada la gran mancha blanca que parece ocurrir cada año de Saturno.

Saturno tarda en girar alrededor de 10 horas y 39 minutos. La figura precisa (como la de todos los gigantes de gas) no es segura, ya que hay varias formas de medir la rotación de un cuerpo que no tiene referencias visuales fijas.

Anillos de Saturno

Saturno es más conocido por su sistema de anillos. Estos fueron vistos por primera vez por Galileo Galilei en 1610 quien, muy comprensiblemente, estaba confundido y pensó que Saturno estaba siendo acompañado por otros dos planetas. En 1655 Christian Huygens, usando un telescopio mejorado, pudo ver lo suficiente como para sugerir que había un anillo alrededor de Saturno.

Los anillos se extienden de 7000 km a 120 000 km sobre la superficie de Saturno. Increíblemente, se calcula que tienen entre 1 km y 10 metros de grosor, y se componen principalmente de partículas de hielo. Las brechas en los anillos son causadas por los efectos gravitacionales de las lunas de Saturno.

Urano

Urano es el séptimo planeta más cercano al Sol, el tercero más grande y cuarto más pesado de los planetas. Su diámetro (50 000 km) es cuatro veces mayor que el de la Tierra, con una masa 14 veces mayor.

Urano orbita el Sol una vez cada 84 años (a unos 2900 millones de km).

Se cree que está compuesto por un pequeño núcleo rocoso rodeado por un profundo manto de agua, amoniaco y metano. Esto a su vez está rodeado por una atmósfera de hidrógeno, helio y metano con una capa de nube superior.

Otra rareza en Urano es el hecho de que hace mucho frío. Todos los demás planetas gigantescos de gas emiten más radiación de calor de la que reciben debido a núcleos muy calientes, pero Urano no lo hace. Se ha medido una temperatura de -224 grados ºC en la atmósfera de Urano, la más fría del sistema solar.

Anillos de Urano

Urano tiene el segundo sistema de anillos más extenso del sistema solar después de Saturno. Los anillos, que son muy difíciles de ver a partir de observaciones terrestres, fueron descubiertos por primera vez en 1977 midiendo la intensidad de una estrella a medida que Urano y sus anillos pasaban por delante de ella. Hay 13 anillos conocidos con radios de entre 38 000 km a 98 000 km.

Neptuno

Neptuno es el octavo planeta más cercano al Sol y el último planeta del Sistema Solar. Es similar en tamaño y composición a Urano con un diámetro de 49 000 km y una masa 17 veces mayor a la de la Tierra.

Urano orbita el Sol una vez cada 165 años a unos 4500 millones de kilómetros. Esto es 30 veces la distancia del Sol a la Tierra, lo que significa que la fuerza de la luz solar en Neptuno es el 1% de su fuerza en la Tierra.

A diferencia de la capa de nubes de Urano, los sistemas meteorológicos de Neptuno son más pronunciados. También se han observado velocidades de viento de hasta 2000 km/h. Debido a su gran distancia del Sol, no es sorprendente que el planeta sea uno de los más fríos con temperaturas de -220 ºC en la atmósfera superior. Se cree que el núcleo está a unos 5200 grados ºC.

Anillos de Neptuno

Neptuno tiene un sistema de anillos compuesto por tres anillos principales con radios de entre 63 000 km y 42 000 km.