MERCURIO

Mercurio, el planeta más cercano al sol

Mercurio es el planeta más cercano al sol. Por consiguiente, rodea el sol más rápidamente que todos los demás planetas.

Los sumerios conocían a Mercurio desde hace al menos 5 000 años. A menudo se asociaba con Nabu, el dios de la escritura.

Curiosidades de Mercurio

Debido a que el planeta está tan cerca del sol, la temperatura de la superficie de Mercurio puede alcanzar los 450 grados. Sin embargo, puesto que este planeta no tiene una atmósfera verdadera para atrapar el calor, las temperaturas en la noche pueden desplomarse a – 170 grados, una oscilación de temperatura de más de 600 grados, la más grande del Sistema Solar.

Mercurio es el planeta más pequeño del Sistem Solar, sólo ligeramente más grande que la Luna. Dado que no tiene una atmósfera significativa para detener los impactos, el planeta está plagado de cráteres. Hace aproximadamente 4 mil millones de años, un asteroide de aproximadamente 100 kilómetros de ancho golpeó al planeta con un impacto equivalente a 1 billón de bombas de 1 megatón, creando un vasto cráter de aproximadamente 1 550 km de ancho. Conocido como la cuenca de Caloris.

Comparación entre el tamaño de la Tierra y Mercurio.

Aún siendo el planeta más cercano al Sol, en 2012, la nave espacial ‘Messenger’ de la NASA descubrió hielo en los cráteres alrededor de su polo norte, donde las regiones están casi permanente sombreadas por la luz del sol.

Como si Mercurio no fuera lo suficientemente pequeño, no sólo empequeñeció en su pasado, sino que continúa empequeñeciendo continuamente. El pequeño planeta está formado por una sola placa continental. A medida que el núcleo de esta placa se enfría, se solidifica, reduciendo el volumen del planeta y haciendo que se contraiga. El proceso arrugó la superficie, creando escarpes o acantilados en forma de lóbulo, de unos cientos de kilómetros de largo y elevándose hasta un kilómetro de altura. En el pasado, la superficie fue constantemente remodelada por la actividad volcánica.

Mercurio es el segundo planeta más denso después de la Tierra, con un enorme núcleo metálico de aproximadamente 3 700 km de ancho (alrededor del 75 por ciento del diámetro del planeta). En comparación, la capa exterior de Mercurio tiene sólo 500 a 600 km de espesor.