Foto: Victoria Pickering
Foto: Victoria Pickering

¿Qué es realmente el Jet Lag?

El Jet lag es una condición y sensación corporal de corta duración que provoca insomnio y cansancio entre otros síntomas, sobre todo, debido a los viajes aéreos entre diferentes zonas horarias. Este trastorno es el resultado del cambio en la rutina diaria cuando se producen viajes de larga distancia. Por ejemplo, si una persona viaja de Londres a Nueva York, existiría la sensación de que el tiempo es cinco horas más tarde que la hora local.

Una persona puede experimentar el trastorno horario durante varios días antes de ajustarse por completo al nuevo huso horario. Muchos pilotos de aerolíneas, tripulaciones de vuelo y viajeros son víctimas del desfase horario. Las regulaciones de las aerolíneas sobre los desfases horarios existen para ayudar a combatir la fatiga de los pilotos y la tripulación. Se estima que 24 horas son suficientes para la recuperación de un desfase horario. Esto quiere decir, que si una persona atraviesa tres zonas horarias, necesitaría un período de recuperación de tres días hasta ajustarse a la nueva zona horaria.

Causas del Jet Lag

La causa principal del desfase horario es la incapacidad del cuerpo para adaptarse a una nueva zona horaria. El reloj de nuestro cuerpo sufre una desincronización cuando viajamos largos periodos de tiempo. Nuestro cuerpo experimenta la luz del día y la noche totalmente diferentes a las que está acostumbrado. La razón detrás de esta alteración es que los ritmos que normalmente dictan el tiempo para dormir, comer, las variaciones de nuestra temperatura y otras funciones corporales pierden correspondencia con el entorno. Por lo tanto, el cuerpo alcanza un punto en el que no puede hacer frente al nuevo entorno de forma inmediata.

Nuestro cuerpo y la duración y dirección del viaje determinan el tiempo que necesitamos para adaptarnos al nuevo horario. Algunas personas sufren un cambio más leve, mientras que otras necesitan varios días para recuperarse del desfase horario. Como todos sabemos, cada cuerpo es un mundo diferente, así que existen innumerables factores que aceleran o retrasan nuestra adaptación.

Cómo combatir el Jet Lag

La mejor forma de combatir el Jet Lag es la exposición controlada al nuevo entorno, evitar la luz del sol en los ojos y una buena hidratación. La luz estimula el reajuste de nuestro cuerpo al ciclo de sueño-vigilia (alternancia entre “estar despierto” (vigilia) y “estar dormido” (sueño). La luz es un requisito esencial que elimina la hormona melatonina, producida en la oscuridad y durante la noche. Por lo tanto, la exposición regulada a la luz es el método más eficaz para igualar el ritmo circadiano (ritmo biológico). Otra manera de controlar el Jet Lag es el uso medicación para conciliar sueño durante la noche. Además, la programación de las comidas y el ejercicio también ayudan a que el desfase horario sea más leve.

  • Exponerse de forma controlada al nuevo entorno durante los primeros días
  • Usar gafas de sol durante el día
  • Beber abundante agua
  • Programar las comidas (desayuno, comida y cena)
  • Realizar ejercicio siempre que sea posible