Foto: Dimitar Bachvarov
Foto: Dimitar Bachvarov

¿Qué es un microclima?

Un microclima, como lo demuestra la ciencia, es una zona que tiene un conjunto de condiciones atmosféricas que difieren del resto de las áreas que la rodean. Estas diferencias pueden ser leves o sustanciales, dependiendo de una amplia gama de factores.

Un microclima no tiene un tamaño determinado. El tamaño puede ser desde unos cuantos metros cuadrados a varios cientos de kilómetros cuadrados. Los microclimas se pueden encontrar en diferentes puntos del mundo. Existen dos principales parámetros  para definir un microclima dentro de un área determinada, y son: la temperatura y la humedad.

Factores que influyen en un microclima

Hay muchos factores que influyen en un microclima. Se ha observado que existen microclimas en zonas urbanas donde el material de los edificios, como el hormigón, absorben el calor, creando zonas frías. Por otra parte, las pendientes de una región juegan un papel clave para formar microclimas. Investigaciones han demostrado que las laderas orientadas al sur, en el hemisferio norte, y las laderas orientadas al norte, en el hemisferio sur, reciben mucha más luz directa del sol que las laderas opuestas. Esto las hace más cálidas por períodos de tiempo más largos. También se ha comprobado que las zonas bajas de los valles se congelan más fácilmente en comparación con las zonas altas. Esto crea un microclima mucho más frío en las zonas bajas que en las altas.

Importancia de un microclima

Los microclimas han demostrado ser muy útiles, sobre todo para el cultivo de frutos. Existen muchos frutos que son incapaces de crecer en ciertas regiones del mundo, y los microclimas propician su cultivo. Esto proporciona una gran oportunidad para que los agricultores seleccionen sus cultivos en las mejores condiciones climáticas.

Los microclimas también puedes ser creados por el hombre. En estos casos, por regla general, se encuentran en un espacio cerrado donde se crean, manipulan y mantienen para las necesidades que se requieran.