Fachada De La Casa Botín En La Actualidad (Foto: Tamorlan).
Fachada de la Casa Botín en la actualidad (Foto: Tamorlan).

El restaurante más antiguo del mundo está en Madrid

Como así lo indica el Libro Guinness de los Récords, Casa Botín es el restaurante más antiguo del mundo. Este restaurante se encuentra en Madrid (España), concretamente en la planta baja del número 17 de la Calle Cuchilleros, al lado de la Plaza Mayor de Madrid.

Casa Botín fue fundado en el año 1725 por el francés Jean Botín y su esposa asturiana. Posteriormente, al fallecer ambos sin descendencia, sus sobrinos heredaron el negocio. En el 1930, la propiedad del mesón pasó a ser de la familia González Martín, quienes, después de más 70 años y varias generaciones, aún regentan el local.

Curiosamente, hasta bien entrado el siglo XVIII no se permitió vender ni carne ni vino en los mesones, pues se consideraba una intrusión que perjudicaba a otros gremios. Por ello, sólo se podía cocinar lo que los huéspedes traían. De aquí surge la leyenda de que: «en las posadas españolas sólo se encontraba lo que traía el viajero».

En aquella época, Casa Botín se consideraba una ‘casa de comidas’ pues el término ‘restaurante’ sólo lo utilizaban unos pocos establecimientos exclusivos, que deseaban simular a los locales parisinos.

En la actualidad, el restaurante reproduce un estilo del siglo XVI y ocupa cuatro plantas del edificio. En el restaurante trabajan alrededor de 70 personas. Sus instalaciones tienen capacidad para unos 200 comensales; y en un día normal se sirven entre 300 y 400 comidas.

Interior de la Casa Botín.

Un lugar literario

Ernest Hemingway era uno de los grandes amantes del cochinillo de la casa, donde pasaba largas horas sentado. Curiosamente, Hemingway citó a la Casa Botín en su novela «Fiesta». Pero no fue el único, muchos otros grandes novelistas estadounidenses como Truman Capote, John Dos Passos o F. Scott Fitzgerald citaron este famoso mesón en sus obras. En España, grandes autores como Ramón Gómez de la Serna o Pérez Galdós también dedicaron unas líneas al lugar.

El Libro Guinnes de los Récords da por hecho que Casa Botín es el restaurante más antiguo del mundo porque se tienen evidencias que Francisco de Goya trabajó allí como friegaplatos cuando era aprendiz de pintor y aún no pertenecía a la corte del Rey.