En otoño de 2006, un equipo de investigadores realizó una expedición en Islandia, donde se descubrió algo que ocupó los titulares de todo el mundo. Durante sus análisis en el fondo marino islandés, encontraron un molusco denominado Arctica islandica o almeja de Islandia (una especie de molusco bivalvo de la familia Veneridae). Lo curioso de este descubrimiento fue que este pequeño molusco resultó tener más de 400 años, convirtiéndose en el animal más longevo jamás descubierto.

Posteriormente, en noviembre de 2013, y después de examinar en profundidad el molusco, los investigadores averiguaron que en realidad era 100 años más viejo de lo que en un principio se pensó. La nueva estimación indicó que el molusco tenía realmente 507 años de edad.

Nació en el año 1499, sólo unos pocos años después de que Colón descubriera América por primera vez.

La vida del molusco de 507 años llegó a su fin en 2006, cuando los investigadores británicos —sin darse cuenta de la  edad real del animal— congelaron el molusco a bordo del buque.

Después de su muerte, al molusco se le dio el nombre de Ming —en honor a la dinastía que gobernaba China en el momento de su nacimiento—.

animal más longevo
Foto de Ming.

El animal más longevo del planeta ¿Cuál es su secreto?

El descubrimiento de Ming ha inspirado a cientos de investigadores a tratar de averiguar el secreto detrás de su longevidad.

Uno de los principales investigadores en este campo es la bióloga marina Doris Abele. Adele cree que la capacidad de Ming de vivir durante siglos se debe principalmente a su lento metabolismo. El animal vive su vida en cámara lenta, por así decirlo:

La almeja de Islandia tiene un consumo muy bajo de oxígeno. Cuando un animal tiene un metabolismo tan lento, normalmente también significa que tiene una vida útil muy larga. Sin embargo, también creo que parte de la razón de su longevidad radica en sus genes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí