Foto: Rafael Tenor

La velocidad siempre ha sido un factor clave para la supervivencia de muchas especies animales. Uno de los animales que mejor ha aprovechado su rapidez ha sido el guepardo, considerado el animal terrestre más rápido del mundo. El guepardo es capaz de llegar a una velocidad de 115 km/h, aunque en un período de tiempo corto (400-500 metros). Esta superioridad le ha servido para que su caza sea casi siempre efectiva.

El guepardo tiene un tamaño aproximado de un metro de longitud. Su peso es muy variable, pero normalmente pesan entre 30 y 60 kg. Por lo general, los machos suelen ser más grandes que las hembras. Por su parte, las hembras pueden tener hasta cuatro o cinco cachorros dentro de su camada.

Este animal posee una anatomía especial para soportar su gran velocidad. El guepardo tiene el corazón más grande de todos los felinos. Además, sus fosas nasales y pulmones son amplios para aspirar más oxígeno.

Las mayores poblaciones de guepardos se sitúan en África, más concretamente en el sureste. También existe un gran número en el Medio Oriente.

Foto: Juanedc

Como curiosidad, el guepardo no puede rugir, a diferencia del resto de especies del género Panthera. Estos animales emiten en sonido muy agudo, similar al de muchas aves. Estos sonidos tan peculiares se denominan gañidos, por lo que el guepardo ‘gaña’.

El número de guepardos ha disminuido drásticamente en los últimos años, siendo una especie amenazada en la escala creada por UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí