Foto: Franz Pfluegl

A pesar de que ambos tienen cierta similitud —y que más tarde veremos—, gemelo y mellizo son términos diferentes y no significan lo mismo.

Tanto el término gemelo como el término mellizo provienen del latín gemellicium y antiguamente se usaban de igual forma para referirse a los niños o niñas nacidos de un mismo parto. Fue más tarde, y con los avances en el campo de la genética, cuando ambas palabras se diferenciaron por completo.

Según la RAE:

  • Gemelo: Nacido de un mismo parto y originado de un mismo óvulo.
  • Mellizo: Nacido de un mismo parto, especialmente cuando se ha originado por la fecundación de distinto óvulo.

Dicho esto, la diferencia principal es que los gemelos se originan de un mismo óvulo, mientras que los mellizos lo hacen de diferentes óvulos. Esto quiere decir que los mellizos —al nacer en diferentes óvulos— no son genéticamente iguales y simplemente han nacido a la vez. Estos, además, pueden ser de diferente sexo.

En el caso de los gemelos —al nacer del mismo óvulo y espermatozoide— son genéticamente idénticos. Estos, por tanto, comparten el mismo ADN y el mismo sexo.

Resumen de diferencias entre gemelos y mellizos

Mellizos

  • Nacidos de diferente óvulo y diferente espermatozoide.
  • No son genéticamente iguales, no comparten el mismo ADN.
  • Pueden ser de diferente sexo.

Gemelos

  • Nacidos de un mismo óvulo y espermatozoide.
  • Son genéticamente idénticos y tienen el mismo ADN.
  • Siempre son del mismo sexo.
  • A pesar de que comparten el mismo ADN, no son 100 % iguales. Por ejemplo, no comparten las mismas huellas dactilares.

COMENTAR

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí