¿Qué dificultad tiene realizar un pago con Bitcoin?

Desde su lanzamiento en 2008, el Bitcoin (BTC) ha revolucionado el mercado financiero internacional, no solo por haber creado una alternativa real al dinero y el sistema de pagos convencionales, sino por haber sido capaz de establecer una nueva moneda libre y 100 % virtual.

De hecho, el Bitcoin vive actualmente uno de sus mejores momentos de los últimos años. El pasado 10 de agosto su valor superó de nuevo los 10 mil euros, cifras solo antes vistas durante 2017 y 2019.

Hola Bitcoin, adiós intermediarios

Tanto el Bitcoin como cualquier otra criptomoneda, implementa la tecnología de la cadena de bloques, más conocida en inglés como blockchain. De una forma resumida, esta tecnología permite que las transacciones se realicen de forma directa, segura, con un control total sobre ellas y por lo tanto, sin intermediarios.

Normalmente, si queremos enviar, por ejemplo, 1000 euros a nuestro amigo Javier, deberemos realizar el envío mediante una transacción bancaria. En este caso, el banco, notificará y realizará la transacción por nosotros. Aunque sea de forma online, sin billetes, esta transacción en realidad no es procesada por nosotros, sino por un intermediario, en este caso, el banco. Por tanto, tanto nosotros, como nuestro amigo Javier, no disponemos de un control total de la transacción e información, y por tanto, puede haber condiciones, comisiones e incluso restricciones. Precisamente es en ese punto donde la tecnología blockchain marca la diferencia, eliminando los intermediarios y descentralizando la gestión.

Aunque la cadena de bloques puede ser una tecnología compleja de entender si se profundiza en su definición y funciones, se puede comprender como un gran libro de cuentas donde los registros (los bloques) están entrelazados y cifrados para proteger la privacidad y seguridad de cualquier transacción.

¿Es difícil pagar con Bitcoin?

Aunque desde fuera y sin conocimientos sobre el tema, pagar con Bitcoin puede parecer difícil e inseguro, la realidad es totalmente opuesta. Aún así, es importante tener ciertas pautas antes de empezar a usar y pagar con criptomonedas. Aprender más sobre Bitcoin si no estás familiarizado con el tema, así como estudiar correctamente sus funcionalidades y su volatilidad son algunos de los pilares claves.

Una vez realizado un estudio previo, el siguiente paso es la elección de un monedero. El monedero es nuestra cuenta bancaria de Bitcoins. En él guardaremos nuestros Bitcoins y los usaremos tanto para recibirlos como para enviarlos.

Llegados a este punto y aunque parezca obvio, hay que asegurarse de tener Bitcoins. Para ello, es posible comprarlos, minarlos o bien recibirlos mediante la venta de productos o envíos de familiares entre otras opciones. Una vez tengamos nuestra cartera con BTC, podremos realizar compras en las tiendas donde se acepten como método de pago.

Imagen ejemplo para la compra de un producto con Bitcoins. Arriba, la cantidad a pagar, abajo la dirección BTC a la que debemos enviar dicha cantidad y el código QR a escanear.

Normalmente, al realizar una compra con Bitcoins, existen principalmente dos opciones: escanear el código QR o enviar el pago manualmente (introduciendo la cantidad y la dirección que indique el vendedor). Recordemos que cada monedero tiene sus propias claves privadas únicas para recibir y enviar Bitcoins. Sea una opción u otra, tan sólo deberemos ir a nuestro monedero o plataforma donde estén depositados nuestros Bitcoins y proceder al envío/pago.

En definitiva, pagar con Bitcoins es algo accesible, seguro y sencillo para todos, siempre y cuando se tenga un mínimo de conocimientos previos sobre el tema.

Relacionado

¿Qué opinas?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último