Tribulus Terrestris

¿Qué es el Tribulus terrestris?

Seguramente el nombre te parezca raro y nunca lo hayas oído, pero cada vez es más popular entre los deportistas de élite.

El Tribulus terrestris es una planta que florece principalmente en áreas tropicales. Tradicionalmente, los antiguos griegos utilizaban el Tribulus terrestris como diurético y para mejorar el estado de ánimo. En la antigua medicina china, se utilizaba para una gran variedad de enfermedades hepáticas, renales y cardiovasculares. Los indios lo usaban como diurético, antiséptico y antiinflamatorio. En la actualidad, el Tribulus terrestris es mundialmente conocido como un gran potenciador de la testosterona. Los atletas de Europa del este ya lo utilizan para mejorar la fuerza y la resistencia.

Beneficios del Tribulus terrestris

En la actualidad, el Tribulus terrestris se consume como suplemento y en forma de pastillas, sobre todo, para personas que desempeñan importantes esfuerzos físicos, como atletas, culturistas y deportistas de élite.

Foto: CEBImagery

1º Fuerza y masa muscular

Estudios realizados recientemente han demostrado que el Tribulus terrestris aumenta los niveles de testosterona. Además, también ayuda a construir masa muscular y aumentar la fuerza.

2º Disfunción Sexual

El Tribulus terrestris también ayuda a tratar la disfunción eréctil, según un estudio publicado en Phytomedicine.

Esta planta es un estupendo afrodisíaco natural. Estimula la libido tanto en hombres y mujeres. En un estudio realizado a 67 mujeres con deseo sexual inhibido y tratadas con Tribulus terrestris durante cuatro semanas, experimentaron una mejora significativa en el deseo, la excitación y la satisfacción sexual.

3º Beneficios en el estado de ánimo

Numerosos estudios también han demostrado que el Tribulus Terrestris mejora el estado de ánimo, el insomnio, la ansiedad y el nerviosismo.

4º Beneficios cardiovasculares

Esta planta también tiene importantes beneficios cardiovasculares como la mejora de la circulación sanguínea, la reducción del colesterol malo (LDL) y la disminución de los problemas del corazón derivados de la hipertensión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar