¿Qué es la triscaidecafobia?

-

El mundo de las fobias es cada vez más extenso. Se estima que existen más de 400 fobias diferentes, y el número sigue creciendo. Algunas de estas nuevas fobias surgieron con la expansión tecnológica, como es el caso de la nomofobia, para muchos, la “enfermedad del siglo XXI”. La nomofobia es la fobia a estar sin móvil, y aunque dicho así nos pueda parecer algo sin importancia, numerosos estudios en Reino Unido muestran que lo sufre hasta el 60% de la población británica. Pero hoy no hemos venido a hablar de la nomofobia, sino de la triscaidecafobia, una fobia mucho más antigua y extendida.

La triscaidecafobia es el miedo irracional al número 13, y aunque su origen es dudoso e incierto, se cree que surgió en la Edad Media. Esta fobia además tiene correlación con muchas otras, como la fobia al martes 13, conocida como trezidavomartiofobia, e incluso al viernes 13, conocida como parascevedecatriafobia.

La fobia al número 13 nos ha dejado innumerables ejemplos en prácticamente todos los campos y situaciones posibles.

Por ejemplo, esta fobia está muy presente en los aviones, concretamente en la numeración de sus filas. Los aviones de diferentes compañías aéreas como Iberia, Alitalia o Emirates no cuentan con filas con el número 13.

También puedes encontrar esta fobia en los edificios, sobre todo en los Estados Unidos. Muchos de ellos han evitado los pisos 13. En estos casos, pasan directamente del piso 12 al 14 o crean 12 A y 12 B.

En España nadie puede tener el Documento Nacional de Identidad (DNI) con el número 13. El dictador Francisco Franco, iniciador de este sistema de identificación, se reservó para sí el número 1, y el resto de documentos de una cifra para su familia.

La Familia Real española tiene reservados los números de dos dígitos; el rey Juan Carlos I tiene el 10, la reina Sofía el 11 y la infanta Elena, la hija mayor, el 12. A la infanta Cristiana, la hija pequeña, le habría correspondido el 13, pero por superstición se le asignó el número 14, quedando el número 13 sin dueño.

¿Qué opinas?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos