Reanimación cardiopulmonar; 9 pasos que pueden salvar muchas vidas

-

La reanimación cardiopulmonar, reanimación cardiorrespiratoria o simplemente RCP, es un procedimiento de emergencia cuyo objetivo es asegurar la oxigenación de los órganos vitales cuando la circulación de la sangre de una persona se detiene de forma súbita, sin importar la causa de la parada cardiorrespiratoria. La RCP inmediata puede duplicar o triplicar las posibilidades de supervivencia después de un paro cardíaco.

Sólo en Estados Unidos mueren 475 000 personas de un paro cardíaco cada año.

Pasos para realizar una reanimación cardiopulmonar

1º Asegura la zona de los hechos.

Asegúrate de estar, tanto tú como el paciente, en un lugar seguro.

2º Comprueba el estado de la víctima.

Una vez asegurada la zona, comprueba si la víctima tiene pulso, respira o realiza algún tipo de movimiento. Arródillate a la altura de sus hombros y pregúntale si se encuentra bien. Puedes también sacudir sus hombros con suavidad.

  • Si la víctima responde: si el paciente responde a tus llamadas, intenta comunicar con él y realiza una segunda valoración de la situación.
  • Si no responde: si el paciente no responde, pasaremos al paso número 3º.

3º Pide ayuda sin abandonar a la víctima.

Si ves a gente alrededor pide ayuda y coloca a la víctima en posición de reanimación. Boca arriba con los brazos y las piernas estirados y alineados y el tórax descubierto.

4º Abre la vía aérea.

Pon tu mano en la frente de la víctima y con la otra tira del mentón hacia arriba. De esta forma evitaremos que la lengua impida el paso del aire a los pulmones.

5º Ahora, comprueba si la víctima respira.

Una vez abierta la vía aérea, comprueba durante 10 segundos si la víctima respira.

Si la víctima respira:
– Colócala en posición lateral de seguridad.
– Llama al 112.
– Comprueba habitualmente que sigue respirando.

PLS.

Si no respira normalmente:

6º Llama al 112 o pide a alguien que lo haga y comienza 30 compresiones torácicas en el centro del pecho.

7º Realiza 2 insuflaciones con la vía aérea abierta y la nariz tapada.

Asegúrate de taponar bien la nariz. Después realiza dos insuflaciones. Si el aire no pasa en la primera insuflación, asegúrate de estar haciendo correctamente la maniobra frente-mentón (punto 4º) y realiza la segunda insuflación, entre o no entre aire.

8º Alterna compresiones – insuflaciones en una secuencia 30:2.

Realiza 30 compresiones y 2 insuflaciones a un ritmo de 100/120 compresiones por minuto.

No interrumpas el proceso hasta que la víctima respire de nuevo o llegue la ayuda especializada.

Ten en cuenta que el cansancio puede llegar, y por tanto, es bueno que haya alguien a tu lado para tener la posibilidad de alternarse.

Fuentes y referencias

[1] Mayoclinic [2] Cruz Roja

Relacionados

¿Qué opinas?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Diferencias entre pandemia, epidemia y endemia

Aunque los tres términos son similares en cuanto a que se refieren principalmente a la magnitud de una enfermedad,...

Banderas de todos los países del mundo

Dependiendo de la fuente, en el mundo existen entre 193 y 195 países soberanos. Según la Organización de las...

Banderas de los 49 países de Asia

El continente asiático cuenta con un total de 49 países de soberanos. Por número de países, Asia es el...

Idiomas oficiales de los 50 países de Europa

Europa aglomera a un total de 50 países soberanos. Todos ellos, sin excepción, cuentan con al menos un idioma...

Los 20 máximos anotadores de la NBA

Kareem Abdul-Jabbar, conocido en sus primeras dos temporadas en la NBA como Lew Alcindor, fue un baloncestista americano que...

Los 21 máximos goleadores de la Champions League

La Champions League es la competición de fútbol más importante del mundo a nivel de clubes. En la Liga...