Aunque parezca increíble, las imágenes que verás a continuación son habituales para aquellos que deben cruzar el río Vitim cada día. No te pierdas el momento en el que un camión intenta cruzar el puente Kuandinsky sin prácticamente espacio ni margen de error. Los pelos de punta.



 

COMENTAR

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí